Congresista los vincula con Gral. Mauricio Santoyo y dice que participaron en ‘chuzadas’.

Al menos siete oficiales de la Policía tendrían también relaciones con grupos ilegales, tal y como ocurrió con el exjefe de seguridad de Presidencia, el general Mauricio Santoyo.

Así lo denunció ayer el representante a la Cámara del Polo Iván Cepeda, durante un debate en la Comisión Segunda, en el que se analizó el caso de Santoyo, quien se entregó a la justicia de Estados Unidos y confesó sus nexos con grupos paramilitares.

Cepeda le dijo a EL TIEMPO que contra estos uniformados “hay unos indicios que señalan que estarían puestos al servicio de distintas operaciones ilegales: contacto con paramilitares en Santa Fe de Ralito, fabricación de testimonios contra el entonces senador Gustavo Petro y labores de hostigamiento contra el periodista Daniel Coronell”.

Los oficiales de los que habló el congresista son los generales retirados Jorge Daniel Castro, Teodoro Campo, Julio César Santoyo y Flavio Buitrago Delgadillo; los coroneles Luis Alfredo Rodríguez Pérez y Jorge Vargas Peña, y el mayor Mario Fernando Herrera.

Según Cepeda, sus denuncias son fruto de “un rastreo de procesos judiciales y de información que hemos recibido por distintas vías”.

Luego de escuchar las conclusiones del congresista, el general Édgar Orlando Vale Mosquera, subdirector de la Policía y director encargado, afirmó que pidió a la Fiscalía que inicie una investigación.

El general Vale aseguró que la Inspección General de la institución tiene investigaciones contra oficiales, “y dentro de ellas hay casos de comprometimientos con todo”, y que se han tomado medidas. Aclaró que “son un porcentaje muy pequeño frente a la grandeza de la institución”.

Al ser consultado sobre el tema, el general Jorge Daniel Castro dijo que no se iba a referir a las acusaciones, las cuales calificó de “muy graves e injustas”.

Y el general Campo, exdirector de la Policía, tampoco respondió porque, según dijo, estuvo en un debate hace 15 días en el que se hicieron los mismos señalamientos. ”Me menciona como si a mí me hubiera impulsado Pedro Juan Moreno, cuando yo no lo conocía a él, ni tuve ningún trato con el entonces gobernador de Antioquia, Álvaro Uribe”, aseguró.

El exmandatario ha manifestado su rechazo a las actuaciones del general Santoyo y en una carta al embajador de Estados Unidos en Colombia, Peter Michael McKinley, pidió que lo investiguen para “salvaguardar” su “derecho al buen nombre y a la honra”.

Publicación: eltiempo.com

Sección: Justicia

Fecha de publicación: 13 de septiembre de 2012

Autor: http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-12217407

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + dos =