“Ministro Holmes, usted es el jefe de una operación silencio para ocultar la corrupción en las FF.MM.» : Iván Cepeda

Bogotá, 20 de mayo de 2020. “El ministro Holmes se ha convertido en el jefe de la operación silencio y en el sucesor del general(r) Nicacio Martínez en esta función”. La declaración la hizo el senador Iván Cepeda, del Polo Democrático, durante el debate de control político al ministro de Defensa por la operación Bastón.

“Hemos leído la respuesta que ha dado el ministerio de Defensa a nuestro debate y con verdadera indignación constatamos que en vez de investigar internamente a quienes están involucrados en un tenebroso aparato de corrupción y narcotráfico al interior del Ejército,  nos notificó hoy que se va a desatar una nueva operación silencio y que se va a iniciar una investigación en la Justicia Penal Militar por supuesta fuga de información secreta», dijo Cepeda.

Agregó que el Ministro «dice que lo que procede en este momento es desatar una investigación contra los oficiales honestos que han estado en esta investigación y que además  han permitido que la conozca la opinión pública”.

En este sentido, advirtió que el ministro Holmes, además de señalar en su respuesta que va a desatar una ‘cacería de brujas’ interna en el Ejército, también dijo que se le va a entregar a la Fiscalía información pertinente para que vincule a personas ajenas a la institución y que además esas investigaciones podrían ir contra periodistas de La W Radio y la Revista Semana.

“Señor ministro, usted es el jefe de una nueva operación silencio que quiere ocultar y sepultar las investigaciones sobre los vínculos de las Fuerzas Militares con corrupción, narcotráfico, organizaciones criminales, sobre los intentos de acabar con la paz en Colombia,  además de la persecución a opositores políticos y defensores de derechos humanos”, dijo Cepeda.

Fueron 17 consideraciones que dio a conocer el senador del Polo relacionadas con la operación Bastón y al aparato de inteligencia criminal conocido en las últimas semanas.

Cepeda destacó que este no fue un debate contra las Fuerzas Militares. Por el contrario, “es un debate para rendirle homenaje a los miembros honestos de la Fuerzas Militares que se han enfrentado a la corrupción y han salvaguardado la institución, así como, a los periodistas que han adelantado estas investigaciones”.

El primero de los hechos que señaló Cepeda fue que la operación Bastón surgió como una exigencia de la OTAN para homologar estándares de transparencia al ingreso del Ejército Nacional y que produjo como resultado, según lo publicado por la Revista Semana, 20 misiones que han mostrado un escabroso panorama al interior del Ejército, relacionado con actos de corrupción en el que están involucrados al menos 266 altos oficiales y  suboficiales del Ejército Nacional y 16 generales de la República.

Frente a este panorama, Cepeda increpó las actuaciones del ministro de Defensa. En primera medida advirtió que a la fecha Holmes no ha respondido cuántas personas fueron perseguidas e interceptadas por este aparato de inteligencia. En su respuesta de este miércoles, Holmes señaló que de las 20 misiones de la operación Bastón solo se han transmitido los resultados de 3 a las autoridades judiciales, que 2 continúan y 4 han sido cerradas. Es decir, se desconoce los resultados de 11 misiones.   

En este sentido, el senador indicó que una vez estalló el escándalo en la opinión publica, el ministro minimizó estas operaciones y sus resultados, refiriéndose a que la operación no tiene ninguna clase de repercusiones. En segundo lugar, que la operación de inteligencia es de perfilamiento con relación a los seguimientos ilegales a ciudadanos nacionales y extranjeros.

También se refirió a las 38 decisiones administrativas que ha tomado el Comando del Ejército, de las que se ha dicho que no son otra cosa que una “puerta giratoria”. Frente a esto,  Cepeda señaló que según lo denunciado por la revista Semana, “oficiales que son descubiertos en operaciones ilegales son trasladados a otra dependencia mientras pasa el escándalo, y después se les vuelve a acomodar en una nueva instancia de operación criminal”.

 

En cuanto a los estrechos vínculos de ciertos sectores de la fuerza pública con bandas criminales, Cepeda se refirió al Clan del Golfo. “Ahora se entiende mejor -dijo- porqué la desmovilización y el sometimiento a la justicia de esta estructura ha sido tan difícil, porque se frustró el intento del gobierno anterior de que hubiera desmovilización y sometimiento a la justicia”.

También señaló que existen sectores interesados en que esa banda criminal no se desmovilice porque podría contar la verdad acerca de cómo oficiales del Ejército han estado en la nómina de esa organización.

Un aspecto sobre el que llamó la atención es que los generales involucrados con el Clan del Golfo y otras organizaciones criminales han desarrollado sus tareas en zonas donde se ha producido el asesinato sistemático de líderes sociales. Entre otros hechos, señaló que en la zona y en el tiempo en que oficiales vinculados a los presuntos vínculos con el narcotráfico y el paramilitarismo, de los que da cuenta la Misión Cóndor (2017 y 2018, Valle, Cauca, Nariño), se presentaron 181 asesinatos de líderes sociales perpetrados por las organizaciones con las que estarían protegiendo mandos del Ejército.

El senador Cepeda advirtió que con la posición del ministro de Defensa se está atentando contra el derecho de las víctimas. Solicitó que se dé a conocer el contenido y le recordó a Holmes que “no puede alegar reserva frente a hechos criminales” Por esta razón, anunció que él y los senadores  Gustavo Bolívar y Antonio Sanguino enviarán una comunicación a los congresistas estadounidenses solicitando que pidan una copia de ese informe de la operación Bastón para que pueda ser conocido en Colombia y en Estados Unidos. Así, los contribuyentes conocerán en que se están invirtiendo los  recursos de la lucha contra el narcotráfico.

Frente a lo publicado también por la revista Semana en relación con los vínculos que entablaron oficiales corruptos con miembros del Centro Democrático, recordó  que el senador Álvaro Uribe aún no le ha explicado al país cómo fue que obtuvo de fuentes de inteligencia militar los datos de unas coordenadas donde se produjo una operación para extraer de una  zona de conflicto armado a uno de los negociadores del proceso de paz. “A pesar de que hice una denuncia ante la Fiscalía por este gravísimo hecho en abril del 2013, aún no tenemos respuesta de esa circunstancia», recordó.

Por otra parte, insistió en que se requieren reformas estructurales en la fuerza pública «Hay que abolir la doctrina del enemigo interno, porque con esta doctrina han sido asesinados miles de opositores políticos, como fue el caso de la Unión Patriótica en Colombia», señaló.

En el mismo sentido se refirió a una reforma estructural a la política de ascensos. «Se requiere la depuración de los mandos de la Fuerza Pública. No más puerta giratoria. Se requiere una verdadera política de inteligencia y contrainteligencia», manifestó.

No nos vamos a dejar silenciar, Ministro. Se lo digo a usted, a su partido y al jefe de su partido.  No admitiremos censuras, ni espionajes, ni amenazas. No vamos a permitir la tolerancia con el asesinato de líderes sociales, ni intentos de destrucción del proceso de paz, ni nuevos nexos con el narcoparamilitarismo, ni con la ñeñe política. No le tenemos miedo al espionaje criminal, ni a esos métodos con los que se han perseguido a tantos opositores en Colombia”, concluyó Cepeda.